miércoles, 25 de junio de 2014

COCINA CON CERVEZA: MUSLOS DE POLLO A LA NAPAR PILS

Hoy volvemos a los fogones con la cerveza en la mano, pero no para beberla mientras cocinamos, para eso ya hemos dejado otra en la encimera, sino para añadirla a nuestro plato como un ingrediente más, y lo hacemos con una receta clásica, de toda la vida, esa que tanto nos gustaba cuando éramos pequeños porque nuestra madre incluía en ella un ingrediente prohibido para nosotros: LA CERVEZA. ¿Quién no disfrutaba con aquel pollo a la cerveza de su querida madre? Pues bien, hoy le damos una vuelta de tuerca, avanzamos hasta el presente y utilizamos para este sencillo pero exquisito plato una cerveza artesanal, en vez de la típica cerveza industrial. Como podréis comprobar, la ventaja de añadir una cerveza como la Napar Pils, aunque nos valdría cualquier otra pils de calidad contrastada, es que le aporta al plato un sabor que las lagers industriales de toda la vida no tienen. Vamos a ello que me enrollo:


MUSLOS DE POLLO A LA NAPARBIER PILS
Ingredientes para 4 personas (la cantidad de pollo dependerá del hambre de los comensales):
- 4 muslos de pollo
- 1 botella de cerveza tipo Pils (33 cl). En este caso, hemos utilizado la Naparbier Pils
- 1 pimiento verde
- 1 zanahoria
- 1 cebolla pequeña
- 1 diente de ajo
- 1 cucharadita de harina
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- Sal
- Granos de pimienta



Elaboración:
- Pelamos y picamos la cebolla en dados y hacemos lo mismo con el pimiento y la zanahoria (Una forma fácil de picar uniformemente la zanahoria, consiste en cortarla en cuatro trozos a lo largo, los juntamos otra vez y la cortamos en rodajas). El ajo lo pelamos y lo laminamos fino.
- Ponemos el aceite a calentar en una cazuela amplia y baja, salamos el pollo y lo freímos. Cuando esté dorado, lo retiramos a un plato y reservamos. Incorporamos la verdura que ya teníamos cortada en el mismo aceite que hemos frito el pollo, y la rehogamos durante diez minutos a fuego medio. Añadimos los granos de pimienta y la harina y mezclamos bien.
- Introducimos el pollo en la cazuela junto con la verdura, añadimos la cerveza, tapamos, y dejamos cocer durante 15 minutos hasta que espese la salsa y se acabe de cocinar el pollo.

Ya podemos disfrutar de un plato clásico pero elaborado con cerveza de calidad.
¡Buen provecho!

8 comentarios:

  1. Pues si, sencilla y apetitosa, tendré que probar jejeje

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Pues sencillito y resultón! Ahora ya tengo excusa para decirle a mi familia que compren más cerveza buena... todo sea por la nutrición, jajaja! ;). Saludos Iker!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, como excusa para tener el frigo lleno es buena, aunque no creo que cuele tenerlo lleno de ipas y petróleos... ;P

      Eliminar
  3. Esta me la apunto jejeje.
    Saludos Iker!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que te la apuntes, la puedes consultar en el blog siempre que quieras, en nuestra sección de recetas...jejeje
      Un saludo!

      Eliminar
  4. ESTA TIENE QUE CAER FIJO JEJEJE. GRACIAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Jorge que esta es para principiantes!!!

      Eliminar