miércoles, 8 de febrero de 2017

RATEBEER BEST, ¿LOS MEJORES DEL AÑO?

Hoy tocaba escribir sobre otro tema que tenía en el tintero, pero viendo el revuelo que se organizó la semana pasada en torno a los resultados de los premios que otorga Ratebeer a los mejores de 2016, lo he tenido que apartar para plasmar aquí varios de los pensamientos y reflexiones que me han venido a la cabeza después de todo lo que pude ver y leer en torno a esos premios la semana pasada.
Vayamos por partes. Para los que no sepan qué son los "Ratebeer Best". Son los premios que otorga, mediante votación de sus usuarios, la que probablemente es la página web más importante y con más influencia del sector cervecero. Es una página americana en la que los usuarios de todo el mundo (aunque la mayoría de usuarios son estadounidenses) valoran y comentan las cervezas que prueban. Una página como tantas otras que podemos encontrar navegando por la red, con la particularidad de que ésta, es una de las que más tiempo llevan y, ¡oh, casualidad!, es americana. En EEUU es una de las páginas más seguidas y más valoradas, y sus resultados son tan importantes que pueden influir, y mucho, en la marcha de una cervecera e incluso en su proyección meteórica a nivel mundial. Como decía, en EEUU es la más importante, pero, ¿Qué pasa en el resto del mundo?
Volvamos al revuelo de la semana pasada. Entre las 10 mejores cervezas de 2016 a nivel mundial se "coló" una cerveza de una conocida cervecera española, además de alguna otra de la misma marca en varias categorías menores, en las de por estilos. Se dijo que había sido tongo, que ellos mismos habían valorado sus cervezas fraudulentamente etc, etc... Yo tengo mis teorías pero no voy a entrar en si es cierto, o no, que cada uno lo valore y piense lo que quiera, no es sobre ética sobre lo que quiero escribir.
Mis pensamientos van dirigidos a si realmente merece la pena falsear unos resultados como estos (Y más en el caso de los sospechosos de este año, teniendo a quien tienen detrás, y las posibilidades y ventajas que ésto les da a la hora de la distribución de la propia marca...). Muchos dirán que sí, que los distribuidores se basan mucho en Ratebeer a la hora de fijarse en nuevas cerveceras de otros países, que si los propios usuarios buscan las cervezas mejor valoradas... y seguramente sea cierto, pero la duda que tengo es si es así en España también. Si nos fijamos en los resultados de este año, vemos lo siguiente:

1. Nómada Papaya Rye... 17 valoraciones
2. Naparbier Potemkin ...53 valoraciones
3. Naparbier Barley Wine Brandy 2015 ...58 valoraciones
4. La Pirata Black Block BA ...65 valoraciones
5. Laugar Aupa Tovarisch ...89 valoraciones
6. Monsieur Gordo Choconut... 12 valoraciones
7. Nómada Marabunta ...17 valoraciones
8. BIIR 4B Oude Gueuze... 113 valoraciones
9. Nómada Solera ...66 valoraciones
10. Laugar Braskadi... 29 valoraciones

Analizando los resultados, lo primero que da al ojo es que son cervezas para un público muy selecto. Cervezas muy complejas que entre el público general seguramente no tendrán mucho éxito por su complejidad. Hay que tener el paladar muy hecho para valorar tan positivamente muchas de las cervezas que aparecen en esta lista. Casi todas son cervezas de producción limitada o series difíciles de conseguir fuera de las tiendas y bares más especializados. Por tanto, podemos pensar que Ratebeer, en España, lo utilizan usuarios expertos en cerveza craft, o por lo menos muy metidos en materia. Pero lo que más me llama la atención son las pocas valoraciones que tienen las cervezas. ¿Es representativo que una cerveza esté en esta lista con tan solo 12 valoraciones? A mi, por lo menos, me llama la atención. ¿Creéis que un distribuidor, trabajando en el sector, si no conoce una marca, la va a tener en cuenta con un ratio de valoraciones tan bajo? Y no solo me refiero a las que menos tienen, me sorprende que, salvo una, no llega ninguna ni a las 100 valoraciones, un número irrisorio si lo comparamos con los resultados de EEUU, donde aún y todo, a mi parecer, las valoraciones siguen siendo bastante escasas teniendo en cuenta el tamaño del mercado y el nivel de conocimiento cervecero que tiene allí la gente.
¿A dónde quiero llegar con todo esto? Simplemente a que me sorprende que algunas cerveceras se arriesguen a poner en entredicho su credibilidad intentando conseguir entrar en una lista que mirada objetivamente, no parece tan importante. Lo de este año no ha sido un caso aislado, todos los años se cuela en la lista algún nombre que salta a la vista por una cosa o por otra. Y digo yo, los distribuidores y clientes no se fijarán más en otras páginas como Untappd, donde es más difícil falsear las listas? Si echamos un vistazo a las 10 mejores cervezas nacionales según esta plataforma vemos lo siguiente:

1. La Pirata Black Block Bourbon BA...990 valoraciones
2. Edge Gift to Gaspar BA...974 valoraciones
3. Laugar Aupa Tovarisch...1037 valoraciones
4. Nómada Battle Royal...1469 valoraciones
5. Montseny Mala Vida Brandy...1098 valoraciones
6. Naparbier Potemkin...530 valoraciones
7. Montseny Mala Vida Bourbon...1014 valoraciones
8. Naparbier Iruña & Mordor...1166 valoraciones
9. La Pirata Black Block...4333 valoraciones
10. Nómada Moose Islay...954 valoraciones



Aunque el top 10 sigue copado por cervezas muy complejas y especiales, aquí vemos que casi todas tienen más de 1000 valoraciones. Yo creo que ésto sí que empieza a ser representativo. Por un lado, porque al valorar mucha más gente es más difícil falsear los resultados. Y por otro, y más importante si cabe, Untappd es una red social con usuarios menos "expertos", lo que da a los resultados más realidad de cara a un mercado que está creciendo y se está expandiendo ahora mismo hacia un público poco especializado. Es mucho más rápido valorar aquí las cervezas que en Ratebeer, no hace falta ser un gurú de la cerveza para dar una valoración, y por eso aquí las cervezas tienen muchas más valoraciones. Al haber un público menos selecto, y más gente animada a valorar, existen otros riesgos, como que algunas puntuaciones no reflejen la realidad por falta de conocimientos del que la valora, pero eso ya es otra historia, y además, al hacer la media entre un número mayor de valoraciones, éstas quedan disueltas y prácticamente no influyen en el resultado final.
Dicho esto, ¿Creéis que realmente son tan importantes este tipo de clasificaciones en el devenir de una cervecera? ¿Las cerveceras deberían dar menos importancia a estas redes sociales? ¿Creéis que los distribuidores dan tanta importancia a estas listas? Estas y otras muchas preguntas quedan en el aire, y seguramente no sean contestadas nunca, lo único que queda claro es que el año que viene volverá a saltar la liebre en los Ratebeer Best, podéis empezar a hacer vuestras apuestas...

viernes, 20 de enero de 2017

ABSORCIONES, FUSIONES, ACCIONARIADOS Y EL RUMBO DEL MERCADO

El año en el sector craft ha empezado movidito... La pasada semana se conocía la compra de la cervecera madrileña La Virgen por parte de Ab Inbev, el gigante cervecero mundial. Esta misma semana conocíamos que Molson Coors, el tercer grupo cervecero del mundo, entraba a formar parte del accionariado de la toledana Cervezas Sagra. Movimientos que a quien más, quien menos, sorprenden, y mucho. De hecho, a mi, me sorprende infinitamente, ya que no consigo entender del todo los objetivos de estas compras, fusiones y entradas en accionariados. Dejaremos a un lado la lógica de la empresa comprada o participada, ya que partimos de la base de que estas empresas se crearon con el objetivo de ganar dinero y de crecer todo lo posible, así que, lógicamente, con una de estas fusiones, han conseguido en parte su objetivo principal.
Lo que me sorprende realmente es el interés de éstas gigantes cerveceras por marcas tan pequeñas y con tan escasa presencia en el mercado nacional. Sí, tanto la una como la otra están dentro del grupo de cerveceras craft más grandes del país, pero aún así, su presencia en el mercado es residual. Tanto Sagra como La Virgen son marcas que han apostado desde un principio por la distribución a gran escala, entrando en supermercados a nivel nacional, pero también dejando de lado los círculos más especializados. De hecho, en bares y tiendas especializadas, rara vez veremos estas marcas a la venta, por lo menos fuera de la capital. Quizás sea esto lo que buscan las grandes distribuidoras, marcas que tengan un claro afán de crecer, y por qué no, también una línea de cervezas que no sean muy agresivas. Las dos son marcas que se han alejado de la moda de la lupulización extrema, las imperial stout potentes, o los estilos menos comunes. En los dos casos, sus cervezas van dirigidas a un público más general, y seguramente esta sea la razón por la que, como comentaba anteriormente, rara vez se ven en el círculo especializado del sector.
La cuestión sigue siendo saber cuál es el objetivo de estas grandes empresas, ya que, aunque a priori parece que su función es la de abrirles mercado, lo veo complicado, sobre todo en el caso de La Virgen. La imagen de Sagra está menos arraigada y le veo más salida a nivel nacional, pero sinceramente, La Virgen tiene una imagen tan de Madrid, que veo difícil su comercialización masiva fuera de allí... También puede ser que lo que busque Ab Inbev sea una marca con un claro carácter español para utilizarla como símbolo de país fuera de él, no lo sé, pero no lo veo claro tampoco. ¿Imagináis a un británico pidiendo una "Jamonerrua"?...
Uno de los pensamientos que me han venido a la mente viendo estos movimientos y analizando la situación, es la importancia de conocer un mercado. Si echamos la vista atrás y recordamos la entrada del grupo Mahou-San Miguel en Nómada, recordaremos que en aquel momento se dijo exactamente lo mismo que en el caso de Sagra con la entrada de Molson Coors en su accionariado: Que si es una inyección económica para mejorar instalaciones, que si la marca va a seguir siendo la misma haciendo las mismas cervezas, que si las decisiones las siguen tomando los mismos... A día de hoy, podríamos decir que en el caso de Nómada, en muchos sentidos, se han cumplido las promesas. Nómada sigue siendo Nómada, por lo menos de cara a la galería. Al frente siguen estando sus dos creadores. Nómada sigue haciendo cervezas extremas, igual no tanto, pero se salen de la línea comercial de un gran grupo. Y efectivamente, Nómada está aprovechando los recursos que le han prestado, tanto en el tema de instalaciones, como de distribución. La pregunta ahora es, ¿Conseguirá Sagra aprovechar la oportunidad, o se la acabará comiendo el gigante y acabará desapareciendo? El tiempo lo dirá.
Por último, y una de las cosas que más preocupan, es la repercusión que estas acciones tienen en el sector. Hay quien dice que estamos volviendo atrás, que está pasando lo mismo que hace años cuando las grandes cerveceras fueron absorbiendo a las pequeñas para repartirse el pastel entre unas pocas. Yo creo que no, los tiempos han cambiado mucho y la cerveza también. El movimiento craft es imparable, por mucho que las cerveceras grandes compren a las craft más importantes, siempre habrá otra que coja el testigo y ocupe su espacio en el mercado más especializado, que, por suerte, cada vez es mayor. Desde luego, si el objetivo de estos movimientos es acabar con las cerveceras craft que poco a poco van ganando cuota de mercado, creo que se están equivocando. Si por contra, su objetivo es entrar en el mercado craft con estas marcas, creo que se están equivocando también. Así que, después de toda esta parrafada, sigo en las mismas, sigo sin comprender estos movimientos ni los objetivos que tienen con ellos las grandes distribuidoras mundiales. Supongo que el tiempo colocará a cada cual en su lugar, y será entonces cuando veamos si acertaron o se equivocaron al comprar estas marcas y no otras...