viernes, 28 de agosto de 2009

LA RONDA 15#: EMPEZANDO TEMPRANO (O ROMPIENDO EL TABÚ)


Un mes más, llega la ronda con sus temas comunes. Esta vez es Max el que nos invita a recapacitar sobre qué cerveza tomaríamos para acompañar un desayuno...
Pues bien, yo he de decir que mi fuerte no es el desayuno. No me levanto con ganas de llenar el estómago más que con un vaso de leche y, como mucho, unas cuantas galletas. La verdad es que hasta que Max planteó el tema, ni se me había ocurrido la posibilidad de acompañar el desayuno con cerveza. Me gusta maridar comida con cerveza, pero sinceramente, mi cuerpo no me admite esta bebida tan temprano. No me la admite si me levanto de la cama, ya que sin haber dormido, un buen almuerzo acompañado de cerveza, es de lo mejor que puedes tomar para recomponerte después de una noche de marcha. pero como este no es el tema, sólo diré que en mi caso, el tabú no se rompe (lo siento Max).
Sí diré que en el hipotético caso de tomar cerveza con el desayuno, lo haría como sucesora del típìco zumo de naranja, por lo tanto, creo que sería agradable una cerveza de frutas tipo Lindemans Apple o Framboise, o incluso, me atrevería a decir que una Blanche de namur, o similar de trigo belga.
Claro está que para la gente que desayuna algo tipo inglés (Tostada, huevo frito, jamón...), es más factible el acompañar el desayuno con una buena cerveza, casi me atrevería a decir que con cualquiera, ya que más que un desayuno, estaríamos hablando de casi un almuerzo, que sí que acepta más facilmente el ingerir bebidas alcohólicas.
Así pues, como resumen, dada mi poca tendencia a desayunos abundantes, diré que no me agrada acompañar mis desayunos con cerveza, aunque entiendo que gente que desayune en condiciones sí lo pueda hacer, sin caer en el alcoholismo, como he leído en algún otro foro...

2 comentarios: