martes, 12 de abril de 2016

#LARONDA 40: INVASIÓN DE JUECES BJCP (RESUMEN)

Bueno, pues llega la hora de pagar la Ronda y echar un vistazo a todo lo que se ha comentado sobre el tema en otros blogs. El tema ha dado para bastante, ya que como decíamos en la convocatoria, es un tema de rabiosa actualidad que a todos nos toca de cerca de una u otra manera. Veamos qué comentan los otros blogs:





Ana, de EL RETROGUSTO ES MIO se estrena en esto de La Ronda, dándonos su visión particular sobre el tema, contándonos su experiencia realizando el examen que se celebró en Barcelona el pasado mes de Marzo. Su objetivo a la hora de hacer el examen fue conocer y distinguir técnicamente los estilos con un objetivo puramente profesional. Nos comenta que gracias a estudiar para el examen, su reconocimiento de aromas y sensaciones ha mejorado bastante, creando una base que en un futuro le servirá para impartir mejor las catas que realice. Como resumen final, cree que no hay un número excesivo de jueces, y que cuantos más haya, mejor para el sector.

Miguel, desde EL BAÚL DE LAS CERVEZAS, nos cuenta que, pese a que sigue las publicaciones de la asociación desde hace mucho tiempo, y las utiliza frecuentemente, nunca se ha sentido tentado de presentarse al examen de juez porque no le ve una utilidad clara como aficionado a la cerveza. Con tanto examen duda de si el BJCP, una asociación sin ánimo de lucro, no habrá visto negocio en esto de hacer exámenes en distintos países. Por último, cree que la proliferación de jueces resta valor al propio hecho de ser juez certificado.

A la gente de EL JARDÍN DEL LÚPULO le parece que la guía de estilos es de las más completas, pero les molesta que sea tomada como una biblia. Saben que el examen no es fácil y que la exigencia de conocimientos es grande, pero se plantean la verdadera utilidad de ser juez certificado. Creen que es una forma de acreditar tus conocimientos, pero que no por ello son superiores a los de otros aficionados. Conocen a unos cuantos aficionados que se han presentado con la única finalidad de profundizar en algunos temas y obligarse a catar de una forma más metódica. Como vertiente profesional, tampoco le ven grandes salidas, de momento...

Adrián, desde CERVEZA RUDIMENTARIA, empieza por aclarar cuál es el precio del examen, tanto teórico, como práctico. Dice que no tiene pensado presentarse por ahora, aunque sabe, por experiencias cercanas, que preparando el examen se aprende mucho. Para él, el mejorar en algo, siempre es beneficioso para el aficionado. También es verdad que detecta "cierto tufillo elitista" que ni comprende ni comparte. Cree que hay gente que quiere hacer de esto su forma de vida, y nos remite al verdadero objetivo de los jueces, que en su mayoría es altruista. Finalmente, cree que hay pocos jueces, y que cuantos más haya, más subirá el nivel de estos, y la posibilidad de tener buenos jurados en los concursos. Termina comentando que ve bien la regulación en el mundillo cervecero, ya que es la única forma de que el sector siga cogiendo forma.

Álvaro decide tomar parte por primera vez en La Ronda desde su blog HOMEBREWER, y nos cuenta su experiencia preparando el examen que realizó hace un par de meses en Madrid. Nos da unos cuantos datos interesantes, y comenta que pàra él, la utilidad personal de ese título seguramente sea nula, pero que para la comunidad es muy beneficiosa. Como homebrewer que es, valora muy positivamente que cada vez haya más jueces, ya que los jurados de los concursos de homebrewing ganarán en calidad, y la utilidad de presentarse a concursos será mayor al recibir feedbacks de calidad, cosa que hasta ahora, según comenta, no se consigue fácilmente y a veces hasta se plantea el dejar de presentar sus cervezas a concurso. Termina su aportación diciendo que los jueces BJCP son una herramienta muy beneficiosa para el sector del homebrewing, pero que a escala profesional, no es más que marketing puro y duro.

Jorge, de CERVERIANA, comienza su aportación negando la invasión de jueces. Dice que hace un tiempo estuvo tentado de apuntarse a uno de los cursos de preparación, no con el objetivo de ser juez, sino de evolucionar cerveceramente hablando, y sobre todo, mejorar, palabra que considera clave en este tema. Tampoco le ve una salida profesional a los jueces BJCP, y no cree que la existencia masiva de estos cambie mucho el panorama. Como resumen final nos comenta que siempre es bueno informarse, aprender, contrastar y estudiar en cualquier afición, pero que no hay que tomar nada como dogma obviando el resto.

Mikel, de L´ART EN BIRRA,  divide su entrada en dos secciones. En la primera analiza los verdaderos objetivos de la asociación, llegando a la conclusión de que estos no son sino ayudar a que los demás disfrutemos más de la cerveza. Sin embargo, a la hora de hablar de la propia guía, cree que va más dirigida a los propios jueces y profesionales del sector que al consumidor final. En la segunda parte, cree que la percepción de que hay un desembarco masivo de jueces en nuestro país, es errónea. Nos comenta que los jueces, donde realmente pueden explotar su título es en catas dirigidas y en concursos, ya que podrán ayudarnos a mejorar y a hacernos disfrutar de las cervezas que tomemos, y ejercer de filtro entre productores y consumidores. Finalmente, cree que es hora de poner a trabajar a esos jueces certificados de forma ordenada y coordinada, para intentar mejorar el sector con sus aportaciones y conocimientos.

Rubén, de VISUALBEER, es otro de los que recientemente se examinaron en Barcelona. Primero nos explica qué es el BJCP, luego el proceso para ser juez, y finalmente su opinión personal. Nos comenta lo mucho que ha aprendido en el proceso de preparación y lo satisfecho que está de haber aprobado el teórico (el práctico aún no se lo han evaluado). Aporta unos cuantas estadísticas para demostrar que la cantidad de jueces que hay hoy en día en nuestro país no solo no es exagerada, sino que en su opinión, es escasa. Para él, el ser juez certificado puede ser para satisfacción y disfrute personal, pero sobre todo, algo que acredita ciertos conocimientos y una buena base, lo que hace que se pueda divulgar la cultura cervecera desde una perspectiva más funcional.

Desde DORADO Y EN BOTELLA nos llega la penúltima aportación de esta Ronda, pero no por ello menos importante que el resto. Creen que tener jueces certificados puede ser útil desde el punto de vista de que puedan distinguir virtudes y defectos en las cervezas, pero sin obsesionarse con buscar estos últimos en todas partes, en vez de las virtudes. Cree que de momento no hay tantos concursos que requieran jueces titulados, y que, de todas formas, hay gente experimentada pero sin título que podría hacer un papel similar. Finalmente, acaba diciendo que los jueces pueden ser de gran utilidad, siempre que no se caiga en la "titulitis" y se acabe acotando y etiquetando absolutamente todo.

Y como pudisteis leer hace pocos días, nuestra opinión sobre el tema es que sí que puede que haya cierto boom de jueces de repente. No le vemos gran utilidad como salida profesional, aunque sí que puede ser muy útil para ciertos componentes del sector a nivel profesional. Tampoco creemos que merezca la pena gastarse dinero en cursos preparatorios, aunque eso ya es decisión de cada cual, como la de presentarse para conseguir el título, o no, ya que con fuerza de voluntad y un poco de interés, creemos que se puede conseguir una buena base también, eso sí, sin la acreditación de ningún título.

Y hasta aquí lo que ha dado de sí la ronda, que nos deja varias conclusiones. Según lo leído por aquí, podríamos decir que, en general el número de jueces todavía no es suficiente. Hacen falta más jueces certificados para conseguir que los jurados de los concursos cada vez sean mejores y más útiles. También ha quedado bastante claro que la salida profesional del título, de momento, no es una opción, y que lo más probable es que en el futuro tampoco lo sea. Así que, los jueces parece ser que deberían dedicarse a difundir la cultura cervecera aprovechando que su titulación acredita que tienen una buena base y unos conocimientos avanzados.
Solo nos queda pasar el testigo a Jorge de CERVERIANA, que será el encargado de convocar la siguiente ronda, y agradecer a todos los que habéis invertido parte de vuestro tiempo en dar vuestra opinión, y leer la de los demás.

4 comentarios:

  1. Buen trabajo Iker!!!

    La verdad es que después he ido matizando eso de que "la proliferación de jueces resta valor al hecho de ser juez" pues gente con conocimientos sobre el mundo de la cerveza nunca sobran.

    Yo iba más por la idea de que en la medida que existan muchos jueces estos tendrán menos oportunidades de ejercer como tal si así lo desean ya que detecto que todavía hoy en los distintos concursos de cervezas no se demanda este perfil tanto como debiera.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Buen resumen y gracias por el trabajo de recopilar y sintetizar todo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. TRABAJAZO MONSTRUO, LA GENTE NO SABE EL CURRO QUE HAY DETRAS DE LEERTE TODAS LAS ENTRADAS, EXTENSAS DE POR SI, SINO QUE ENCIMA SACAR LA ESENCIA DE LO ARGUMENTADO Y HACER UN RESUMEN FINAL.
    ENTONCES QUEDAMOS EN QUE HAY MUCHOS MAS, PERO QUE NO DEMASIADOS, TODAVÍA ME PUEDO HACER JUEZ JAJAJAJAJA.
    UN ABRAZO SALAOS!

    ResponderEliminar